El Canto de lo Universal de Jenny Hernández Carbó

Los dibujos, pinturas y grabados de Jenny Hernández están llenos de efigies femeninas que tienden hacia un arquetipo más espiritual que físico y de carácter autorreferencial.

04/04/2022
Detalle de la obra Secretos del mago
Detalle de la obra "Secretos del mago".

Entre la inconmensurable vulgaridad y

entre la escoria,

Segura y sellada en su médula central,

Anida la semilla de la perfección.

Walt Whitman: “Canto de lo Universal”.

Jenny Hernández Carbó forma parte de lo que el crítico y escritor Rafael Almanza ha llamado “escuela camagüeyana de pintura”. Es la única mujer en ese grupo de pintores que a contrapelo de expectativas y tendencias siguen enfrascados en un discernimiento remoto y esotérico, aparentemente atemporal, de los enigmas del mundo, la humanidad y la cultura. Mientras fui profesora en la Academia de Arte de esta ciudad nunca faltaron alumnos que igualmente mostraran inclinaciones de este tipo; lo que me hacía pensar en una posible propensión de los camagüeyanos hacia ello; en una particularidad, tal vez, de la identidad y la cultura local; en la latencia de una sensibilidad hereditaria.

“…Jenny conecta con esa estirpe de mujeres artistas cuya pintura gira en torno a un misticismo femenino de tono surrealista o psicoanalítico. (…) su obra se caracteriza por combinar la gestualidad de unas líneas amplias, dinámicas y sinuosas con la presencia de signos inmutables y una materialidad esencialmente basta…”

Supongo que existe cierto consenso acerca del rol iniciático, influyente y formativo que el pintor Joel Besmar ha tenido en ese panorama. De él han aprendido otros como Alí Hamouni o Dashel Hernández Guirado que, desde sus propios intereses temáticos, se han formado en el apego al oficio de la pintura sin renunciar necesariamente a otros modos de expresión. Una severidad estilística y conceptual parecida puede encontrarse en artistas más dados a lo tridimensional como, por ejemplo, Roberto Estrada. Algunos de ellos han sido para Jenny influencias o referentes importantes; otros han sido compañeros de viaje.

Jenny Hernández Carbó: S/T. Óleo sobre lienzo; 255 x 160 cm.

Por otra parte, Jenny conecta también con esa estirpe de mujeres artistas cuya pintura gira en torno a un misticismo femenino de tono surrealista o psicoanalítico. A diferencia del estilo estático, fantasioso y prolijo de la española Remedios Varo, de la británico-mexicana Leonora Carrington o, más contemporánea esta, de la cubana Aimée García, por ejemplo, su obra se caracteriza por combinar la gestualidad de unas líneas amplias, dinámicas y sinuosas con la presencia de signos inmutables y una materialidad esencialmente basta. Pero, aunque más analítica y primordial en sus métodos de exposición, su sensibilidad y su inspiración son afines con los argumentos y escenas que aquellas representan.

Jenny Hernández Carbó: La dádiva (fragmento). Dibujo sobre papel kraft. 160 x 40.5 cm
Jenny Hernández Carbó: “La dádiva” (fragmento). Dibujo sobre papel kraft. 160 x 40.5 cm.

Los dibujos, pinturas y grabados de Jenny Hernández están llenos de efigies femeninas que tienden hacia un arquetipo más espiritual que físico y de carácter autorreferencial; de matrices y agua; de huevos, semillas y embriones que expresan un simbolismo de vida y de fecundidad; de los troncos, raíces, ramas y hojas dispersas de árboles invertidos o no; y de otras muchas evocaciones cosmológicas alimentadas también por el cromatismo austero de sus pasteles y sanguinas, por sus azules profundos y sus blancos luminosos y escuetos.

S/T. Mixta sobre óleo; 120 x 120 cm.

Sus soportes son el lienzo, mínimamente procesado, colgando sencillamente, sin bastidor y sin marco; el papel kraft; la madera; la cerámica; la roca… En ellos, podemos decir, interviene la artista usando el grabado, el dibujo, el collage, la iluminación…, y enriqueciendo la obra con sus arrugas, desgarramientos y otros defectos o formas de deterioro. Incorpora, por otro lado, materiales como el cáñamo y el vidrio, tan divergentes al parecer. Y combina la aspereza del aspecto general de su obra con el pulimiento y la sofisticación de algunos pequeños objetos y detalles, y con la delicadeza, a veces sublimidad, del asunto.

Obras de Jenny Hernández Carbó
Obras de Jenny Hernández Carbó.

Sus formatos pueden ser enfáticamente verticales, pensados como colgantes, o extenderse en la horizontalidad. Pero a menudo prefiere el cuadrado, debido a su interés por el equilibrio y la perfección. Rara vez está ausente la simetría, y la dorada proporción puede llegar a ser el motivo explícito de alguna obra.

S/T. Mixta sobre papel kraft; 225 x 90 cm
S/T. Mixta sobre papel kraft; 225 x 90 cm.

Hace un tiempo ha sumado a su obra algunos objetos que evocan la cotidianidad y la intimidad femeninas, los cuales fabrica, interviene, modifica o adapta al contexto predominantemente pictórico de su trabajo y a su trasfondo cosmológico: el frasco de algún tónico o loción, una penca para el fresco, el esqueleto de una sombrilla… Destacan sus grabados sobre prendas de vestir muy elementales, piezas de lienzo crudo cosidas por ella misma, a las que no ofrece un uso práctico: las presenta como si fueran para vestir a los ausentes.

Obras de Jenny Hernández Carbó
Obras de Jenny Hernández Carbó.

Todo esto podemos verlo en “Canto de lo Universal” (Galería Alejo Carpentier, Camagüey; marzo-abril, 2022), exposición personal con la que conmemora el inicio de su vida artística hace veinte años. Según el catálogo, en 2001 Jenny acabó sus estudios en la Academia. Y yo sé que desde entonces no ha dejado de estar en función del arte (también mediante la enseñanza y la promoción) y, más que creando, construyendo una obra como quien arma un edificio: desde el diseño y los cálculos, los cimientos y los muros, la cañería que va por dentro… hasta las molduras de la ornamentación. Tampoco ha dejado de comunicarla.

Vistas de la exposición “Canto de lo Universal”.

Jenny dedica este “canto” a la memoria de su abuela “Loló”. Y yo no puedo dejar de notar cómo una muestra que aclama el llamado Espíritu Femenino, contiene en su título la palabra “universal”. Lo universal para Jenny tiene el rostro de una mujer.

Gráfica promocional de la exposición “Canto de lo Universal”.

...

(Camagüey, 1987).
Licenciada en Historia del Arte por la Universidad de La Habana en 2011. Profesora en Academia de Artes de Camagüey (2014 – 2019). Curadora. Autora de textos sobre arte en medios de comunicación cubanos y extranjeros.
Colaboradora en Asociación Árbol Invertido.
Integrante de los proyectos Cuba Constituyente Podcast y Grupo Ánima.