Dossier. Poetas del mundo por la No Violencia

Hombre estatua pone el cañón de una pistola sobre la cabeza de una niña.
Foto: Alfonso Blanco. Cortesía de: País de Píxeles.

Con el subtítulo “Poetas del mundo por la no violencia contra la mujer”, la antología poética No resignación (recién publicada en Salamanca, España) es un testimonio de denuncia profundo, universal y contemporáneo. Mujeres y hombres con diversos orígenes y culturas, desde la poesía, hablan de un flagelo común. Su compilador, Alfredo Pérez Alencart, nos la ha hecho llegar, y en Alas Tensas queremos compartir con nuestros lectores una muestra de estas palabras conmovidas, que sangran.

BahiraAbdulatif
(Irak)

MUJER

Tendría que volver a engendrar
A la tribu,
Proteger los lobos
De sus ovejas,
Y
Cazar proezas
Hasta el crepúsculo,
Antes de disfrutar
Del status de
“Esclava”.

Lilliam Moro Núñez
(Cuba)

LA MÁS FERMOSA

Ese rostro que ves en el espejo
no es el tuyo.
Mírate bien:
búscate más allá del perfume barato
de la cara pintada,
del afán de agradar;
encuéntrate detrás de las ojeras,
del ojo hinchado,
de la mirada opaca
envejecida antes de tiempo,
de las palabras que arrancaron a tiras
la piel del corazón.

Una vez que te hayas descubierto
abrázate como si fueras la madre de ti misma,
el amante soñado desde la juventud,
el dios que siempre te ve hermosa.

Y rompe los espejos.

Manuel Adrián López
(Cuba-EE.UU.)

AURORA MARÍA EMMA…

Aurora María Emma
habitan en el cuerpo diminuto
de una mujer que camina
por calles ajenas.
Grita a los borrachos
evitando que rieguen sus geranios
con el agrio orine
de cervezas caribeñas.
Los vecinos le temen
a su mirada aplastante
a su punzante contesta
a los portazos que mutilan la yema.

En las noches se invierten los roles:
un gigante la sacude en el balcón
se convierte en su muñeca de trapo.
Agita manos en el aire
alas de mariposa evitando
el jamo del captor.
Latas de sardina vuelan
por encima de los muebles
proyectiles que evita
mas terminan cortándole
una lasca de su carne
hace tiempo amoratada.
No puede retener
la avalancha
diario de escrituras nocturnas
despedazado en la cara.
Entierra sus manos en las macetas
hurga en la tierra pantanosa
busca una puerta de salida
pero sabe que el abusador
se ha convertido
en su único cómplice
y ella está convencida
que merece los golpes.

Daisy Zamora
(Nicaragua)

MENSAJE URGENTE A MI MADRE

Fuimos educadas para la perfección:
para que nada fallara y se cumpliera
nuestra suerte de princesa-de-cuentos
infantiles.

¡Cómo nos esforzamos, ansiosas por demostrar
que eran ciertas las esperanzas tanto tiempo
atesoradas!

Pero envejecieron los vestidos de novia
y nuestros corazones, exhaustos,
últimos sobrevivientes de la contienda.
Hemos tirado al fondo de vetustos armarios
velos amarillentos, azahares marchitos
ya nunca más seremos sumisas ni perfectas.

Perdón, madre, por las impertinencias
de gallinas viejas y copetudas
que sólo saben cacarearte bellezas
de hijas dóciles y anodinas.

Perdón, por no habernos quedado
donde nos obligaban la tradición
y el buen gusto.

Por atrevernos a ser nosotras mismas
al precio de destrozar
todos tus sueños.

Isolda Hurtado
(Nicaragua)

LOS MERCADERES DEL TEMPLO

Te mutilaron los mercaderes del templo
Entre sus burlas
rasgaron tu último grito
hasta inmortalizar tu sonrisa de muñeca
como se clava una espina
en la carne
 
y sangra.

Aleyda Quevedo Rojas
(Ecuador)

ESPANTO

Una puerta me queda
por abrir
infinitos pavores carcomen
mi sombra

Siento rabia al saber
que soy mi propio miedo
enfundado en este cuerpo.

Ana Cecilia Blum
(Ecuador)

SI FUERA OTRA

Vestiría formalita
cuidaría bien el maquillaje
los colores al tomarlos
la montura requerida
el encargo roto del estambre.

Si fuera partitura
hablaría suavecito,
filtraría las palabras,
no soltara la risa,
la ironía, los enojos
como trompos de madera
soberanos del asfalto.

Soy yo, no hay estribillo
mujer adentro que se opone al molde
de los días
y no puede omitir
sus ojos fieros
su ardor andante
su lengua en verso
su vuelo su destino su locura.

Hiroshi Tomita
(Japón)

ANTES DEL DAÑO

Que no se desangre el amor
en la sombra,
en la niebla.

Que nadie sienta la dentellada.

Mejor que los dos
aprendan a partir antes del daño,
señal y culpa de la infamia.

Rita Dove
(EE. UU.)

PERSÉFONE, CAYÉNDOSE

Un asfódelo en medio de hermosas flores comunes
¡una flor como ninguna otra! Ella haló,
se inclinó para halar con más fuerza
cuando, saliendo fuera de la tierra
en su reluciente y terrible carruaje
Él exigió su pago.
Todo terminó. Nadie la oyó.
¡Nadie! Ella se había desviado de la manada.

(Recuerda: ve derecho a la escuela.
¡Esto es importante, déjate de tonterías!
No contestes a extraños. Mantente
con tus compañeros de juegos.
Mantén tus ojos en el suelo.)
Así de fácil el abismo se
abre. Es así como un pie se hunde en la tierra.

DyonisiaKarpouzis
(Grecia)

MANO QUE SIRVES DE NADA

Mano capaz de asesinar,
ahora estás arrinconada
bien adentro de la cárcel
que nos protege de tu mal.

Mano capaz de abofetear,
ahora te detiene la protesta
y el grito en boca de todos.

Mano que sirves de nada,
ahora no hay platos rotos
y solo destilo dignidad.

(En: Alas Tensas, revista feminista cubana, no. 2, noviembre 2016: www.alastensas.wordpress.com)

Alas Tensas

Alas Tensas

Revista feminista independiente fundada en Cuba el 16 de octubre de 2016. Desde el editorial inaugural, autodefinida como "un espacio para la expresión de las mujeres, para cubrir las problemáticas de género y las búsquedas de equidad".
Ver todos los artículos de Alas Tensas →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.