“La verdad profunda de mí”. Conversación con Silvia Herreros de Tejada sobre su novela “La otra isla”

| Multimedia | 26/07/2020
Entrevista a la escritora española Silvia Herreros de Tejada.

Del exilio, o mejor los exilios, sus rupturas, de identidades partidas, espacios reencontrados y otra vez imaginados, de la Patria, y la Isla, de Cuba, vista a través del cuerpo y el espíritu de tres mujeres marcadas para siempre por la Historia, nos habla La otra isla (Espasa, 2020), la nueva novela de Silvia Herreros de Tejada. La también guionista de TVE y profesora en la Universidad Nebrija y de la Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de Madrid (ECAM) y cofundadora de la compañía de teatro La Abducción, había publicado por esta misma casa editorial su primera novela La mano izquierda de Peter Pan (Espasa, 2017). Entre otros libros suyos se hallan las obras teatrales Pan y los Nadies (2016) y Perdidos en Nunca Jamás (2013) y el ensayo Todos crecen menos Peter (Lengua de Trapo, 2009, VII Premio Caja Madrid). Por su nueva novela mereció la Beca Leonardo de Creación Literaria.

Tres mujeres, Mirta, Letty y Lara, descendientes de la poeta Gertrudis Gómez de Avellaneda —a quien la novela no solo rinde homenaje, sino que convierte junto a los versos de su soneto “Al partir”, en una poderosa presencia que estructura y organiza el texto narrativo—, sobrellevan la vida entre la nostalgia por la Cuba que dejaron atrás (Mirta, Letty), o la que heredan (Lara), el humor y el amor. Tres mujeres como tres islas, islas ellas mismas, que a través de sus propios relatos personales signados por la Revolución cubana y el exilio, intentan reconstruir la identidad partida en otros espacios, hasta conformar con el relato de sus vidas, visiones distintas de conservar, amar u odiar a Cuba.

Novela original en su estructura y argumento, especie de puzzle postmoderno, en el que se conjugan elementos del cine —hay hasta un guion cinematográfico—, la novela de aventuras, de intrigas, histórica, de aprendizaje, y sobre todo romántica. Porque Silvia tenía la intención de hacer de La otra isla, una novela romántica, no sólo porque “toda Cuba es una gran paradigma del movimiento romántico”, sino también porque de manera injusta “el movimiento romántico en lengua castellana ha pertenecido demasiado al canon masculino”, cuando hay exponentes como la misma Gertrudis, “que era más famosa que Espronceda o Bécquer en su época”, cuya obra tiene una innegable calidad y que apenas se estudia.

Alas Tensas conversa con Silvia sobre su nueva novela, nos hemos encontrado para ello, deseosas de aire y verde, en el parque el Retiro, aquí en Madrid. A pesar de todo el dolor pasado en los meses de confinamiento, se siente el bullicio de la vida y su alegría. Un grupo de jazz anima la tardenoche que acoge como una madre a los jóvenes que conversan sobre la yerba o beben sus cañas relajados, sin contar el ayer, sin pensarlo. El estanque cercano nos trae también un poco de frescura, pero es mucho el calor. El invierno es pasado, ahora mismo preferimos el invierno. También para algunos personajes de La otra isla, el pasado es ideal, y a él se vuelve desde los olores, los sabores, la música, el baile, los sueños, el deseo…

Un poco contagiadas del drama, la risa, el afán de reafirmación feminista de esta novela que mucho hemos disfrutado, entrevistamos a su autora. Es una suerte poder hacerlo y visualizar el apasionamiento con que responde a nuestras preguntas. No es La otra isla una novela estrictamente autobiográfica, pero con la entrevista viene la confirmación que intuíamos en la lectura: hay mucho de su propia historia entre estas páginas —la familia de Silvia por el lado materno es cubana—, casi al terminar nos dice: “un profesor me dijo que ‘lo más verdadero en literatura es cuando tú cuentas la verdad profunda de ti, y no la verdad de los acontecimientos’, y eso es lo que yo he hecho, contar la verdad profunda de mí, y de mi familia”.