El confinamiento: un aliado de la violencia machista

La violencia de género tiene en el aislamiento por el coronavirus COVID -19 a un aliado eficaz. Onu Mujeres alertó desde el inicio de la pandemia sobre este peligro. En Cuba, la plataforma feminista Yo sí te creo también ha señalado que el aislamiento obligatorio propicia que el maltratador tenga un mayor control sobre sus víctimas, y creó un Protocolo de Acompañamiento a Mujeres en situación de Violencia Machista durante el aislamiento físico.

La ausencia de una Ley Integral contra la Violencia de Género, de Observatorios, de refugios, o instituciones asistenciales eficaces que permitan la protección de las mujeres violentadas, de un personal verdaderamente preparado tanto en la Policía como en la Fiscalía y con protocolos para enfrentar la violencia de género, son algunas de las condicionantes que aumentan la vulnerabilidad de las mujeres cubanas. Sólo, después de tres meses de confinamiento, las instituciones oficiales en un reporte de la Televisión Nacional reconocieron el incremento de la violencia machista durante la pandemia y habilitaron una línea de ayuda. Según la socióloga Clotilde Proveyer, ” la línea estará vinculada con la línea de la Policía (106) y con la línea de la Fiscalía para la atención a la problemática de la violencia de género y la violencia intrafamiliar”. 

La Encuesta Nacional de Igualdad de Género de 2016, dio como resultado, entre otros datos sobre la violencia intrafamiliar, que el 26,7 % de las mujeres entre 15 y 74 años fueron víctimas (durante los 12 meses previos al estudio) de algún tipo de violencia en su relación de pareja.

Esta situación de desprotección de las mujeres víctimas de la violencia de género ya tiene sus primeras consecuencias tangibles en cinco casos de feminicidios cometidos durante este tiempo de obligatorio aislamiento.

Con la casi total ausencia de estadísticas sobre violencia de género o la imposibilidad de acceder a las pocas que existen, las redes sociales, los activistas comunitarios y la prensa independiente se convierten en las vías para denunciar este flagelo. La agencia IPS Cuba confirmó que al menos siete mujeres han muerto víctimas de feminicidio en 2020, cinco de ellas desde el inicio del aislamiento físico por el nuevo coronavirus.

Los feminicidios verificados en condiciones de aislamiento por el coronavirus Covid-19, según el listado de IPS son:

-16 de abril: Yamilka Guerra Espinosa, junto a sus dos hijas, de dos y cinco años de edad respectivamente. Victimario: pareja, con antecedentes de violencia machista. Lugar: su hogar, en la comunidad rural El Indio, municipio Amancio, provincia Las Tunas.

3 de mayo: Yineidy Alcántara Romo, embarazada de cinco meses. Victimario: ex pareja. Lugar: su hogar en el barrio rural La Cachimba, municipio de Güira de Melena, provincia Artemisa.

-7 de mayo: Mujer sin identificar. Victimario: pareja. Lugar: su hogar en la comunidad La Juanita, ciudad de Cienfuegos, provincia Cienfuegos.

-18 de junio: Gisel Iznaga Graberán y dos niñas con lesiones, una en estado grave.  Victimario: ex pareja, con antecedentes de violencia machista. Lugar: su hogar en el consejo popular Ceiba del Agua, municipio de Caimito, provincia de Artemisa.

-18 de junio: Beatriz Cuadrado Batista. Victimario: ex pareja, con antecedentes de violencia machista. Lugar: en la vía pública de la ciudad de Gibara, municipio de Gibara, provincia de Holguín.

A este listado, la Red Femenina de Cuba, en un informe aparecido en su web, titulado “El silencio oficial ante agresiones a la mujer y la familia. (1) Un auténtico holocausto femenino”, añade dos nuevos casos:

28 de Julio:  Mujer sin identificar.  Victimario: su pareja. Lugar: su hogar en el municipio de Baracoa, provincia de Guantánamo.

 Y sin fecha precisada, mujer sin identificar:  Victimario: su pareja.  Lugar: su hogar en Camagüey.

La Red concluye en ese mismo informe que “obviar una realidad no significa que esta no ocurra.  Debemos de actuar para evitar más sufrimiento y dolor innecesario”.

El feminicidio no está tipificado en el Código Penal, 105 mujeres murieron en 2019 por agresiones según el Anuario Estadístico de Salud 2020, pero los datos no están desagregados y no se aclara cuántos de estos asesinatos son considerados feminicidios.

En la región de América Latina y el Caribe, pero también en otros países como es el caso de España y Francia, aumentaron de forma alarmante “la tasa de solicitudes de asilo en refugios para mujeres y las llamadas a la línea de emergencia”. La Oficina de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe en un documento titulado “Covid 19 en América Latina y el Caribe, cómo incorporar a las mujeres y la igualdad de género en la gestión del Covid-19”, luego de alertar sobre el hecho de que la crisis por el coronavirus no impacta de la misma manera a mujeres y hombres, pues entre otras razones “las mujeres están en la primera línea de la respuesta y asumen mayores costos físicos y emocionales”, realiza un conjunto de recomendaciones en la gestión de la crisis por el nuevo coronavirus subrayando el hecho de una respuesta efectiva pasa inevitablemente por incorporar las dinámicas de género.

Se sugiere “impulsar consultas directas con organizaciones sobre la situación de las mujeres, en particular sus necesidades y las medidas adecuadas para enfrentar la pandemia, asegurando que sus opiniones, intereses, contribuciones y propuestas sean incorporadas en la respuesta”.

En el documento, también se recomienda “asegurar la disponibilidad de datos desagregados por sexo y el análisis de género”, donde se incluyan las tasas diferenciadas de infección, impactos económicos para las mujeres, y la carga de cuidado diferenciados, e incidencia de violencias doméstica y sexual. Así como “asegurar la continuidad de servicios esenciales para responder a la violencia contra las mujeres y niñas, desarrollar nuevas modalidades de brindar servicios en el contexto actual y aumentar el apoyo a organizaciones especializadas de mujeres”.

La incipiente sociedad civil cubana ha respondido de diversas maneras en este período de aislamiento, no solo desde la denuncia en las redes sociales sino también proporcionando orientación, acompañamiento y asesoría legal, como es el caso de YoSíTeCreoenCuba, plataforma que ha creado la línea de ayuda con el número 55818918, y el correo para consultas: yositecreocuba@gmail.com, adelantándose a la respuesta de instituciones oficiales como la FMC.

Por otro lado, La Red Femenina de Cuba y la Red de Mujeres por la Igualdad, CIR elaboraron un Manual de Autocuidado, en donde sugieren a las mujeres violentadas “intentar crear una red de contactos que puedan ser una red de apoyo”, y han puesto a disposición de todas sus teléfonos particulares, las 24 horas del día (+53 53869240, +53 54485695 y el +34 639338982).

Otros colectivos, como AfroAtenAs y TransCuba han asistido a personas y familias trans durante este período con “alimentos, botellas de cloro, aseo, libros y otros insumos para que la permanencia en casa sea más placentera”, según comunicaron a algunos de sus miembros a la revista Tremenda Nota.

Alas Tensas

Alas Tensas

Revista feminista independiente fundada en Cuba el 16 de octubre de 2016. Desde el editorial inaugural, autodefinida como "un espacio para la expresión de las mujeres, para cubrir las problemáticas de género y las búsquedas de equidad".
Ver todos los artículos de Alas Tensas →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.