“Es importantísimo que hablemos todas, aunque tengamos miedo después”

Dianelys Alfonso, La Diosa. La artista ha decidido denunciar al cantante, que fue su pareja, tras recibir un mensaje amenazante por revelar los supuestos abusos a los que la sometió. Foto: Facebook.

La denuncia pública realizada por la cantante Dianelys Alfonso, conocida como la Diosa de Cuba, contra el músico José Luis Cortés El Tosco, por presuntos abusos verbales, físicos y sexuales en la época en que la joven era cantante de su orquesta ha desatado el #MeToo cubano. La artista desveló los presuntos malos tratos sufridos durante cinco años en el programa de Alexander Otaola el pasado viernes 14 y, desde entonces, las reacciones en redes se han multiplicado y puesto la violencia machista en el centro del debate público nacional.

#MetooEnCuba, #NoEstasSola y #DiosaYoSíTeCreo han sido las etiquetas de apoyo que muchos internautas han utilizado para solidarizarse con la artista, a quien muchos han cuestionado y descalificado a partir del suceso.

Una semana después de destapar los presuntos abusos, La Diosa decidió interponer una denuncia contra José Luis Cortés por amenazas. Según ha contado la artista en conversación con 14ymedio, el músico le envió un mensaje con la frase: “atente a las consecuencias”.

Eso no fue suficiente para que la policía aceptara cursarla y la cantante tuvo que recurrir a una fiscal con cuya intervención se logró presentar la denuncia. “Me dijeron que no podía hacerla, que no podían recibir la denuncia porque el mensaje para ellos no era un mensaje de amenaza”, afirma.

La cantante lamenta que las organizaciones oficiales no le han ofrecido ninguna ayuda. “No he recibido apoyo de nadie. Yo salí a buscar ayuda a una asociación de violencia de género (Asamblea Feminista), salí desesperadamente a buscar ayuda con ellas, la descubrí a través de una amiga. Lo que estoy pasando es muy difícil porque no he tenido a nadie que se haya preocupado por mi situación, en saber cómo me siento. Ahora mismo tengo muchísimo miedo, por muchas razones, no solamente a lo que pueda hacerme José Luis Cortés sino a que no se haga justicia en este país y que las cosas no salgan bien.

La Diosa además, denuncia presiones en el ámbito laboral y dice que le han llegado rumores de intentos para expulsarla de la empresa musical estatal a la que pertenece.”Si me sacan de la Agencia Cubana del Rap acaban con mi vida, porque yo lo único que sé hacer es cantar, esto me tiene asustada”, denuncia.

Para Alfonso, una de las cosas más duras de hacer pública su pasada experiencia es que muchos la hayan puesto en entredicho o cuestionado sus motivos para sacarlo a la luz después de tanto tiempo.

“Muchas personas están haciendo las mismas preguntas, estuve tres días sin saber cómo salir de la situación hasta que, poco a poco, visitando una asociación de mujeres me explicaron que esto es un proceso normal, pero realmente me afectó muchísimo la respuesta de tanta gente exigiendo que me callara y preguntame que por qué ahora. Poco a poco fui mostrando las pruebas y algunos comenzaron a creer mi historia y me pidieron disculpas por no haberme creído. Fue algo muy difícil para mí ver que después de haber tenido el valor de hablar había gente que no creía. Fue devastador”, lamenta.

Tampoco ha sido fácil, relata, ver cómo muchas de las personas que, según su testimonio, fueron testigo de los hechos que denuncia, ahora le han dado la espalda por miedo. “Hoy por hoy la campaña que se está haciendo apoyándome es lo que me tiene en pie. Esas personas que han levantado la frase #YoSíTeCreoDiosa me ha ayudado a salir a adelante después de ese día”, dice aliviada.

Alfonso coincide en la la escena artística cubana es muy permisiva con los abusos y por eso ha decidido hacer pública su historia. “He permitido que sea divulgada en las redes sociales de todas las maneras habidas y por haber porque es lo único que me hace estar protegida aquí. No creo que vaya a cambiar Cuba porque, desgraciadamente, las leyes no son fuertes”, advirtió.

La artista considera que en la Isla una mujer no puede salir adelante en el mundo la música sin el apoyo de un hombre o de un productor. “Yo llevo cinco años después que me repatrié, que volví a mi país sin tener ninguna ayuda de ningún tipo de medio, ni televisión, ni radio, nada. Y la respuesta está en todo mi pasado, que yo nunca lo hablé. Traté de echar para alante sin hablar de más, traté de pensar que ya lo había olvidado, pero la vida quiso que esto sucediera”.

Dianelys Alfonso comenzó con apenas 20 años a trabajar con NG La Banda, la orquesta que dirige Cortés, Premio Nacional de Música 2017. “Era muy jovencita y lo peor que le puede pasar a una muchacha tan joven es venir de ser una persona sana, de una vida tranquila, con padres super educados y terminar en las manos de alguien que te enseñe golpes. Es algo que no se lo deseo a ninguna muchacha”. Alfonso, que durante un tiempo fue pareja del músico, en estos momentos está a punto de denunciarlo también por los “maltratos físicos” que vivió en aquellos años y ya tiene un abogado para ello.

Después de lo vivido en los últimos días Alfonso tiene un mensaje para las mujeres cubanas que están viviendo una situación de abuso. “Les digo que no se callen, que hablen, que gritemos todas para parar esta situación, porque si nos quedamos calladas vamos a seguir siendo víctimas hasta los últimos días de nuestras vidas. Esto nos deja muchísimas secuelas, secuelas que no olvidamos nunca. Es importantísimo que hablemos todas, que salgamos y denunciemos, es importantísimo, aunque tengamos miedo después”.

Este tipo de polémica no es nueva para El Tosco, recientemente su nombre se vio involucrado con un video del artista plástico Michel Mirabal en el que el pintor aparecía tocando las nalgas de varias mujeres como si fueran instrumentos de percusión. El audiovisual fue denunciado por decenas de internautas y finalmente Mirabal lo retiró de la red social.

Mirabal se defendió alegando que el proyecto no estaba concluido y agregó que junto al video estaba organizando un “gran concierto” en vivo con figuras de la música cubana como El Tosco y con el  productor Maikel Barzaga. “Estaba tranquilo yo en mi casa y un señor estelarísimo de la plástica me llamó para participar de un proyecto mundial… Michel le saca el sonido a las nalgas de mujeres que no se les ve a cara”, comentó el propio Cortés.

Finalmente Mirabal pidió disculpas a quienes “se sintieron agredidos” y publicó varias fotos junto a su hija.

(Publicado originalmente en 14ymedio)

Luz Escobar

Luz Escobar

Periodista del diario digital independiente 14ymedio. Reside en La Habana.
Ver todos los artículos de Luz Escobar →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.