2030: ¿El año del desastre?

Mujer y muchos niños en un balcón con un cartel que dice "peligro de derrumbe".
Foto: Chris Erland- Cortesía de: País de Píxeles.

Estadísticas sobre la composición poblacional de Cuba, y los pronósticos para 2030, son muy preocupantes por diversos motivos, en especial para las mujeres. Ana León y Augusto César San Martín, autores del artículo “La mujer cubana, en camino al desastre” (publicado recientemente en Cubanet), se hacen eco de esta alarma, partiendo del hecho de que “según datos aportados por el Centro de Estudios de Población y Desarrollo (Cepde), para el año 2030 más de la mitad de los hogares cubanos (52.2%) tendrán al frente a una mujer”. El problema es que, “para ese entonces habrá crecido también el número de adultos mayores; o sea, que la mujer cubana, convertida desde hace décadas en un ‘todo incluido’ (trabajadora, ama de casa, federada, madre, esposa y cuidadora), se verá obligada a asumir estas tareas y cargar, además, con la responsabilidad económica del hogar y sus dependientes”.

Que la sociedad cubana no está del todo preparada, queda en evidencia por el propio desconocimiento de las mujeres sobre esta situación que se avecina y la falta de un debate público: “el equipo de Cubanet conversó con algunas féminas para conocer sus impresiones sobre el panorama venidero, y la primera sorpresa fue constatar cuán desentendidas están de esta problemática socioeconómica que tanto las afectará. Para la mayoría, no es nada nuevo tener que ocuparse de todo; aunque les preocupa cómo serán sus vidas en una sociedad donde la cifra de ancianos sea igual o superior a la de los ciudadanos en edad productiva. Cuba se acerca a ese umbral —si no está ya ahí— y las políticas económicas no arrojan resultados concretos que apunten a la prosperidad de la nación.”

“Si las cosas continúan como están —y todo indica que sí—“, apuntan los autores del mencionado artículo, “para el año 2030 las jefas de familia de un hogar promedio, que incluirá un niño o adolescente y ancianos, se verán obligadas a dejar de trabajar para cuidar de sus mayores; o tener varios trabajos que le permitan sufragar un cuidador. Este servicio en Cuba —según el estado general del anciano, el tiempo que demande y los cuidados que requiera— no cuesta menos de 50 CUC al mes. Con el salario vigente, cuya media mensual es de 25 CUC, tal opción resulta impensable”.

El aumento del promedio de vida general, no tiene que estar necesariamente unido a la mejoría de la calidad de vida. “De acuerdo a un estudio realizado en Cuba por el Centro de Investigaciones sobre Longevidad, Envejecimiento y Salud, aunque las mujeres viven más que los hombres, lo hacen con peor salud, son más proclives a las enfermedades crónicas y tienen mayor riesgo de sufrir discapacidades”. Además, “las proyecciones del Cepde también revelaron que para 2030 un número importante de jefas de familia tendrán 55 años o más. Esto, conjugado con los problemas de salud señalados, la baja natalidad y los indicadores de la juventud cubana, esboza un inquietante panorama de ancianos siendo atendidos por personas menos ancianas”. La conclusión más probable es que, “para el año 2030, Cuba esté convertida en un país de viejos sobreviviendo en un sistema de Salud Pública muy precario”.

Alas Tensas

Alas Tensas

Revista feminista independiente fundada en Cuba el 16 de octubre de 2016. Desde el editorial inaugural, autodefinida como "un espacio para la expresión de las mujeres, para cubrir las problemáticas de género y las búsquedas de equidad".
Ver todos los artículos de Alas Tensas →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.