¿A qué se enfrenta el régimen cubano si pierde el juicio de Londres?

La intervención de las cuentas bancarias de las empresas cubanas con filiales en diversos lugares del mundo podría ser una de las principales consecuencias para el régimen si pierde el juicio de Londres.

juicio de Londres - edificio de comercio de Londres
Reales Tribunales de Justicia en Londres. Foto: Public Domain Pictures

Este lunes 23 de enero iniciará en el Tribunal de Comercio de los Tribunales Reales de Justicia de Londres un juicio contra el régimen cubano por una deuda de 100 millones de dólares, reclamada por el grupo de acreedores CRF I Limited, lo que podría traer como consecuencia importantes sanciones contra los negocios del Estado cubano.

La demanda se titula CRF I Limited versus Banco Nacional de Cuba y República de Cuba. Tiene el número CL-2020-000092 del 18 de febrero de 2020 y comenzará el lunes con un juicio oral. Se prevé que tenga una duración prevista de ocho días.

De acuerdo con una nota publicada en el diario estatal Granma, el tribunal londinense “determinará si CRF I Limited (CRF) es acreedor legítimo o no del BNC y de Cuba, y, por tanto, si la jurisdicción inglesa es competente o no para conocer de la demanda. El juicio se concentrará únicamente en este aspecto procesal”.

Se trata de una deuda contraída por el Banco Nacional de Cuba (BNC) entre las décadas de 1970 y 1980, cuando ejercía funciones de Banco Central, que luego fue adquirida por CRF I Limited, y es ahí donde el régimen de La Habana planteó su defensa inicialmente, alegando que la adquisición de la deuda partió de un proceso de sobornos.

Pero una declaración del juez que lleva el caso, Justice Henshaw, citada por Diario de Cuba, tras la audiencia preliminar que tuvo lugar en diciembre del 2022, informó que la defensa de La Habana retiró las alegaciones que apuntaban a que el soborno ocurrió.

No obstante, dos de los funcionarios sentenciados por el presunto soborno en un proceso judicial que no fue divulgado públicamente en la Isla siguen en prisión, según informó el mencionado medio de prensa independiente cubano.

Funcionarios corruptos como testigos del régimen cubano

Entre los testigos que presentará el régimen cubano se encuentran los exfuncionarios del BNC encarcelados tras el referido proceso judicial. En 2021, tuvo lugar ese proceso, en el que fueron acusados de recibir sobornos.

Los exfuncionarios entregaron un grupo de documentos que permitieron a los acreedores hacerse con los bonos de la deuda en disputa.

Se trata de René Lazo Fernández, expresidente del BNC condenado a un año de cárcel. También de María Teresa Compte, exsecretaria del BNC, quien fue sentenciada a cinco años de privación de libertad. Y Raúl Eugenio Olivera Lozano, condenado a 13 años de prisión.

Entre los testigos de la parte demandante sobresale la figura de Hosanna Rodríguez Calvo. Esta cubana tuvo importantes cargos en la Corporación Habanos SA y CUBATABACO.

El embargo de los tanqueros de GAESA o la intervención de las cuentas bancarias de las empresas cubanas con filiales en diversos lugares del mundo podrían ser algunas de las principales consecuencias para La Habana si pierde el juicio, según expertos citados por Diario de Cuba.

Mientras tanto, 18 organizaciones cubanas del exilio se unieron en la convocatoria a una manifestación pacífica en la capital británica. “Esto es algo sin precedentes, es un juicio a la dictadura castrista donde tenemos que estar todos los cubanos”, afirmó la activista Avana de la Torre.