Día de la Tierra 2022: “Invierte en nuestro planeta”

Desde las primeras celebraciones en la década del 70 hasta la fecha, cada vez se hace más urgente la necesidad de cambiar los modelos económicos para conservar la vida en el planeta.

día de la tierra
Día de la Tierra. / Imagen: Pixabay.

En un mundo amenazado por la guerra y el avance indetenible del cambio climático, los organizadores del EarthDay (Día de la Tierra) pretenden celebrar a partir de este 22 de abril una Cumbre Climática para “cambiarlo todo: el clima de negocios, el clima político y cómo tomamos medidas sobre el clima”. Bajo el lema “Invierte en nuestro planeta”, la fecha instituida por Naciones Unidas como internacional desde 2009, hace un llamado en esta ocasión a “actuar (audazmente), innovar (ampliamente) e implementar (equitativamente)”, para lograr “una alianza por el planeta”.

“A menos que las empresas actúen ahora, el cambio climático dañará cada vez más las economías, aumentará la escasez, drenará las ganancias y las perspectivas laborales, y nos afectará a todos”, reza la convocatoria del Día de la Tierra para este 2022.

La apuesta por iniciativas de recaudación en beneficio del medio ambiente sigue fielmente el espíritu de Gaylord Nelson y Denis Hayes, quienes en 1970 alertaron a la comunidad estadounidense, de las mayores contaminadoras del mundo, sobre la necesidad de revertir un proceso que a la larga dejaría grandes pérdidas a la humanidad.

gaylord nelson
Gaylord Nelson, impulsor del Día de la Tierra. / Imagen: Internet.

Nelson, senador y activista, instauró el día para crear una conciencia común a los problemas del medioambiente: la superpoblación, la producción de contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra. Desde sus celebraciones iniciales, la propuesta ha ganado adeptos en todo el mundo y hoy constituye una de las festividades más seguidas de la ONU, dada la creciente relevancia de los problemas medioambientales en la industria y la política contemporáneas.

“La innovación del sector privado (con apoyo público) acelera el tipo de cambio rápido que necesitamos, como ninguna otra cosa. Los estudios muestran una correlación directa entre las prácticas comerciales sostenibles, los precios de las acciones y el desempeño comercial. Las empresas que desarrollan estándares sólidos de Gobernanza Social Ambiental tienen una mejor rentabilidad, finanzas más sólidas, empleados más felices y un rendimiento bursátil más resistente”, aseguran los organizadores del EarthDay.

Además, agregan, “las empresas inteligentes están descubriendo que ya no es una elección entre volverse ecológicas y aumentar las ganancias a largo plazo: la sostenibilidad es el camino hacia la prosperidad. Entonces, por razones tanto humanitarias como comerciales, es imperativo que las empresas de todos los tamaños tomen medidas y aprovechen los beneficios de una economía verde. Dígales a los líderes empresariales que se unan a un futuro sostenible o que se hagan a un lado”.

“…La convocatoria de este año aboga por construir ciudades, países y economías saludables con la participación de los gobiernos…”

La convocatoria de este año aboga por construir ciudades, países y economías saludables con la participación de los gobiernos, los que deben promover la edificación de un futuro resiliente dentro de la revolución medioambiental que se produce “de manera similar a las revoluciones industrial y de la información”.

“Cuando se trata de cambio climático, el dinero habla”, sentencia la plataforma EarthDay y pone el ejemplo de Estados Unidos, cuyos “trabajos de energía limpia brindan ganancias un 25 % superiores al salario medio nacional y superan los trabajos de extracción/generación de combustibles fósiles en una proporción de tres a uno, empleando a más estadounidenses que maestros de escuela intermedia o primaria, banqueros, agricultores, o agentes inmobiliarios”. A pesar de esto, los activistas condenan el fomento de subsidios 11 millones de dólares cada minuto y más de 5,9 billones de dólares al año (y en aumento) en la industria de los combustibles fósiles.

“Dígales a los líderes de su gobierno que lancen la revolución de la sustentabilidad HOY”, ordenaron categóricamente. El informe también habla de preocupaciones éticas o de sostenibilidad en el marco de empresas como Gen Z, cuyas compras a marcas contaminantes disminuyó en los últimos años en un 45%.

“Como individuos, tenemos el poder simple pero efectivo de hacer oír nuestra voz a través de nuestras elecciones, nuestras acciones cívicas y nuestras interacciones personales. Lo que cada uno de nosotros hace, y cómo lo hacemos, tiene un enorme efecto dominó en nuestros ecosistemas y en el ritmo de las acciones corporativas y gubernamentales. Tenemos el poder de cabildear y apoyar a las empresas que toman medidas activas para proteger nuestro medio ambiente a través de sus prácticas e inversiones amigables con el clima, y ​​luchar contra aquellas que no lo hacen”, exhortaron los organizadores.

Entre las acciones concretas a efectuarse este año, además de la Cumbre, están los paneles sobre “Medio ambiente en tiempos de guerra” y sobre “El papel de la agricultura regenerativa en la restauración de nuestra Tierra”, con ambientalistas y eruditos de diversas naciones y especialidades. En todo el mundo, como es tradición, se llevarán a cabo acciones medioambientales como siembras de árboles, limpiezas, mítines y recaudaciones con el objetivo de invertir en nuestro planeta, “la única casa que tenemos”.

Día de la Tierra | ¿Por qué se celebra?