Los retos de una campaña en favor de las mujeres rurales cubanas

Foto: Aimara Peña

El pasado 5 de febrero la activista y comunicadora Aimara Peña inició una Campaña por las Mujeres Rurales en Cuba. A través de ella buscaba exigir al gobierno que cumpliera con lo que “había expuesto en distintos eventos internacionales relacionados con la incorporación de la mujer en la vida laboral, en la producción y la generación de oportunidades para ellas”.

Aimara deseaba poner hincapié en la urgencia de implementar círculos infantiles o guarderías en las zonas rurales, porque según comentó a Alas Tensas en aquella oportunidad: “en las ciudades del país existen estos centros, que se sabe que no dan abasto, que no tienen los recursos suficientes, pero existen. En zonas rurales no hay ni eso”.

Utilizando las redes sociales para compartir testimonios de estas mujeres así como sus principales problemáticas, Aimara consiguió crear vínculos afectivos y de solidaridad mutua, y visibilizó sus preocupaciones en los medios independientes.

A solo unos días de celebrarse el Día Internacional de las Mujeres Rurales Alas Tensas vuelve a contactar con Peña para conversar sobre esta importante iniciativa cívica que realiza desde su natal Santi Spíritus y en medio del acoso de la seguridad del estado cubano.

Still de video de la campaña en favor de las mujeres rurales.

¿En los meses que has llevado a cabo la campaña cuáles han sido las principales problemáticas que has observado?

Hemos logrado identificar un pobre acceso a la salud pública ya que son lugares distantes o abandonados a los que el médico de la familia va rara vez. Por ende la atención primaria no es adecuada.

Hemos visto cómo las mujeres tienen embarazos no deseados porque no hay acceso a métodos anticonceptivos, educación sexual o luego carecen de recursos para poder venir a la ciudad donde se hacen las interrupciones de embarazos.

También hemos observado que estas mujeres no tienen acceso a un trabajo digno y a ingresos propios, algo que las hace totalmente dependientes de sus esposos. Los trabajos que consiguen la mayoría de las veces son aquellos que los hombres no desean hacer, y por supuesto, siempre con menos ganancias y menos oportunidades.

Además, el tema del transporte les afecta profundamente no solo para acceder a algún trabajo, sino para todo su normal desarrollo y en empoderamiento.

Entrevista con Aimara Peña.

¿Cuál fue el alcance de la Campaña?

Hablar de la mujer rural y de los problemas que ellas viven es algo nuevo, y eso benefició a la Campaña porque generó interés.

Muchos medios de comunicación se acercaron para hablar de este tema como Radio Martí, Diario de Cuba y Alas Tensas, y eso le dio mayor alcance a esta iniciativa.

Foto: Aimara Peña

En el ámbito local, al visitarlas con tanta frecuencia, logramos crear una empatía mutua, algo que posibilitó la creación de contenidos auténticos y colaborativos. Además, estos encuentros resultaron imprescindibles para que ellas se sintieran cómodas a la hora de ofrecer sus testimonios.

Todo esto durante unos meses muy duros porque estábamos en medio de la pandemia, a lo que se sumó la persecución de la Seguridad del Estado.

Sin embargo, creo que uno de los valores de esta campaña es que se pudo poner el tema de la mujer rural sobre la mesa.

¿Cuáles son tus perspectivas futuras?

Pues continuaré hablando de los problemas que afectan a la mujer rural, otorgándole visibilidad a través de mis redes sociales.

Video de presentación de la campaña en favor de las mujeres rurales.

Alas Tensas

Revista feminista independiente fundada en Cuba el 16 de octubre de 2016. Desde el editorial inaugural, autodefinida como “un espacio para la expresión de las mujeres, para cubrir las problemáticas de género y las búsquedas de equidad”.

Ver todos los artículos de Alas Tensas →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.