Régimen cubano le impide la entrada a la isla a la activista Anamely Ramos

La prohibición de entrar a Cuba a Anamely Ramos es una violación al artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

| Observatorio | 17/02/2022
Anamely Ramos en el aeropuerto de Miami. | Imagen: Árbol Invertido

La activista e historiadora de arte Anamely Ramos se encuentra desde hace unas horas varada en el Aeropuerto Internacional de Miami, ante la negativa del régimen cubano de dejarla entrar a la isla. Con pasaje con destino a Cuba para el día 16 de febrero, la aerolínea American Airlines le comunicó que recibió desde La Habana la orden de no permitirle abordar el vuelo.

American Airlines no me deja abordar en el avión porque Cuba mandó un mensaje de que no soy admitida en el país. American dice que cuando eso pasa ellos acatan lo que Cuba dice”, escribió Ramos en su cuenta de Facebook. “Dicen que todas las aerolíneas americanas tienen un acuerdo con Cuba para eso. Le pregunto si ese acuerdo es público y no me responden. No me dan los nombres ni del supervisor que me atendió, ni de la mánager”.

La activista, miembro del Movimiento San Isidro (MSI) y una de la voces disidentes más temidas por el régimen cubano, se encontraba desde hace unos meses cursando un doctorado en Antropología por la Universidad Autónoma de México. A pesar de su estancia en el extranjero, Ramos no ha cesado de luchar por la libertad de los centenares de presos políticos en Cuba y especialmente por sus compañeros en el MSI, el artista visual Luis Manuel Otero Alcántara y el rapero Maykel Castillo Pérez (Osorbo).

“En el aeropuerto dicen que es un problema policial y pudiera ir arrestada. La aerolínea no me quiere en su parte del aeropuerto. La policía me pidió que me moviera fuera del área de American Airlines”, contó Ramos, quien en una directa de Facebook Live manifestó su propósito de permanecer en el aeropuerto hasta que su situación se esclarezca. “Estamos en contacto con el director de seguridad del aeropuerto, me informan que el director del aeropuerto vendrá a hablar conmigo”.

Anamely Ramos también recordó que su residencia cubana aún está activa y que no tiene residencia legal en Estados Unidos u otro país. Su visa B1 se vence en abril “y es de una sola entrada”, señaló.

La prohibición de dejar entrar a la isla a la activista viola el artículo 13 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, ratificado por Cuba y que establece que “toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado”, y que “toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso del propio, y a regresar a su país”.

Sin embargo, como apunta Javier Larrondo, presidente de la ONG Prisoners Defenders, “el artículo 24.1 de la Ley 1312 de Inmigración de Cuba el impedir la entrada a cualquier ciudadano que se considere ‘indeseable'”, un Estado en el que se han registrado entre 50 000 y 100 000 cubanos, y en el que permanecen entre 5000 y 10 000.

Mi derecho a regresar a mi país es legítimo y justo. Es un derecho humano. Todo lo demás, leyes, reglamentos, protocolos, deberían ser respetados mientras no violen esos derechos. Cuba está violando esos derechos en mi caso”, afirmó la activista antes de ser atendida en por el director del aeropuerto, Ralph Cutié, quien le ofreció pasar a conversar con autoridades de Inmigración y representantes de American Airlines.

“Dejemos de naturalizar estos procesos. No dejemos que Cuba siga pasando su responsabilidad a otros. Ni Estados Unidos como gobierno, ni la aerolínea, ni migración, deberían aceptar ese traspaso de responsabilidad. La frontera de Cuba no puede estar en el aeropuerto de Miami. No lo permitamos. A los cubanos que no han podido regresar nunca más a su país: este es el momento de hablar y gritar”, concluyó Ramos.

Régimen cubano le impide la entrada a la isla a la activista del #MSI Anamely Ramos.