Cuba Próxima: “Manual de procedimientos” para familiares de presos políticos

La asociación, como organización, aspira a capacitar a madres y familiares de los presos políticos cubanos, así como a personas y organizaciones sociales.

| Observatorio | 31/03/2022
unidad presos políticos
“Manual de procedimientos” para familiares de presos políticos de Cuba Próxima. / Imagen: Pixabay.

La página web de la iniciativa Cuba Próxima (CP) publicó este 28 de marzo un “manual de procedimientos” para orientar a la Asociación de Madres y Familiares por la Amnistía (AMFA) de los presos políticos en Cuba. La organización, recién creada y bajo la tutela de la Red Femenina de Cuba, habría solicitado este manual al think tank con el objetivo de “guiar sus estrategias y flujos de trabajo hacia resultados óptimos”.

“La asociación, como organización aspira a: capacitar a madres y familiares de los presos políticos cubanos, así como a personas y organizaciones sociales a través de talleres sobre derechos humanos, documentación de las violaciones a los derechos humanos, acompañamiento a personas en injusta reclusión y sobre la seguridad para organizaciones civiles y sociales”, explica CP en el preámbulo del manual.

Para ello, el informe elaborado por Elena Larrinaga de Luis, asesora jurídica de AMFA, define tres pilares básicos en los que debe enfocarse la asociación: “búsqueda de la verdad histórica y la justicia” (memoria de los hechos, documentación de las violaciones de derechos humanos, etc.); “sostenibilidad y autogestión para desempeñar las tareas de la asociación” (creación de proyectos, políticos, sociales, culturales o de otro tipo en miras a la sostenibilidad económica) y como “actividad central de la Asociación” la documentación de los casos de personas privadas de libertad por defender los derechos humanos.

En ese sentido, el manual se dirige a tres grupos de personas: los familiares, los reos y los amigos y personas solidarias.

A los familiares

Según CP, los familiares de presos políticos en la isla deben “cumplir lo que está en los requisitos y exigir el cumplimiento de la ley por parte de cualquier funcionario”, o de lo contrario denunciar ante una organización de derechos humanos la violación contra el familiar o el reo. Más adelante se recomienda que dicha organización haya sido preseleccionada para llevar su caso.

Asimismo, CP aconseja instar a los presos políticos a llevar una conducta correcta en prisión, escoger abogados que entiendan que se trata de casos jurídicos y políticos, adiestrarse en talleres de derechos humanos e informar constantemente sobre la situación de los reclusos.

También, “escribir una breve biografía del preso para difundir cuando sea necesario”, establecer reuniones periódicas de coordinación entre la familia, el abogado y los amigos” y “prepararse psicológicamente y asumir un compromiso con la libertad del reo”.

“Entender que el responsable de que nuestros familiares estén presos siempre es el Gobierno, ya que fueron los policías quienes detuvieron, y violaron los Derechos Humanos de nuestros familiares, las autoridades las que mienten, los medios los que manipulan la información”, dice CP.

En otras especificaciones, el manual advierte sobre investigar los requisitos de ingreso al penal, para evitar que les soliciten dinero o les impidan el acceso y recomienda no dar dinero a custodios, funcionarios u otros actores de la corrupción que el régimen alienta en estos centros.

A los reos

CP aconseja a los presos políticos escribir minuciosamente el testimonio de su detención hasta el ingreso al penal, mantenerse activo en la cárcel (estudiar, trabajar, etc.), conservar vínculos con familiares, amigos y personas que luchan por su libertad y “denunciar por escrito cualquier agresión, hostigamiento o vejación por parte de cualquier autoridad o de otros presos”.

Por ese orden se les pide “no declarar sin un abogado asignado por él“, “aceptar su condición de reo por tiempo indefinido” y “solicitar el reglamento interno de la prisión”.

A los amigos y personas solidarias

Por último, a los amigos y personas solidarias se les insta a ayudar con las compras de necesidades y visitas del reo, acudir a las reuniones con familiares e informarse del caso, realizar actividades de difusión y denuncia del caso como marchas, mítines, colectas de firmas para su libertad y otras.

Como los familiares, las personas solidarizadas también deben “prepararse psicológicamente y asumir un compromiso con la libertad del reo” y junto con estos “conformarse como un grupo de apoyo solidario del amigo o compañero preso con el objetivo de luchar por su libertad“, para lo cual dos pasos importantes son “buscar a la familia del preso y al abogado que lleva el caso” y “hacer roles para acompañar a los familiares a las visitas al penal para que nunca vayan solos, a sí mismo para visitar al preso”.