Madre cubana critica fuertemente en redes la gestión del régimen cubano

| Multimedia | 10/06/2022

La joven madre de tres niños, Amelia Calzadilla, realizó una fuerte critica en el día ayer a través de sus redes sociales.

En la directa, que a esta hora tiene más de 47 mil reproducciones, una de las primeras preguntas que la cubana hace es la siguiente:

“¿Hasta cuándo el pueblo va a seguir pagando las comodidades de ustedes? Ustedes han leído en el diccionario lo que significa la palabra ministro? Significa funcionario público que sirve a los demás, no nosotros a ustedes”.

La joven advirtió que su residencia se encuentra sin ningún tipo de servicio de gas y que por ende, las cifras que tiene que pagar de electricidad son astronómicas. Por otro, también habló sobre cómo afectan los cortes de corriente al desarrollo escolar de sus hijas.

“En el mes de julio del año pasado yo pagué 6000 mil pesos de luz porque hace 10 años que los edificios que hicieron para los trabajadores del Ministerio de la Construcción, en Calzada de Buenos Aires y Consejero Arango, ni al Ministro de la Construcción, ni el de Energía y Minas, les importó que tuvieran gas. En mi casa me quitan la luz todos los miércoles, mis hijas, que están en edad escolar dejan de ir a la escuela porque yo no tengo con qué cocinar, porque la empresa de gas a mí no me da el servicio, ni la de gas manufacturado, ni la de gas licuado, ni ninguna. Y yo no estoy culpando a la gente de abajo, no estoy culpando a la gente del municipio del Cerro que son maravillosas, a la compañera de Veliza, mi delegada de la circunscripción que tiene hasta a su hija enferma con cáncer, no esa gente no, yo estoy culpando aquí a los que dirigen, a los de arriba, porque en ti, Ministro de Energía y Minas, que tienes esa barriga bien gorda, de llenártela con el bolsillo del pueblo, y del sacrificio del pueblo, en tus manos está resolver este problema. Y este problema no tiene que ver con que me pongas el gas, este problema tiene que ver con que seas justo, y con que seas creativo. No dicen ustedes que le van a poner corazón pues pónganle cerebro también para que funcione!”

Además de preguntarle a las madres cubanas hasta cuándo iban seguir aguantando el nivel de precariedad en el que se estaba viviendo; Amelia Calzadilla lanzó un llamado a la policía política: “¡Ven y llévame presa para que me resuelvas el problema de una vez, porque no aguantamos más, ya yo no aguanto más!”.