Eva

Poeta Georgina Herrera en el balcón de su casa contempla la ciudad.
Poeta cubana Georgina Herrera.

Adán
ocioso y solitario, anda,
desanda y vuelve a andar,
ese primer sitio inventado para vivir
llamado Paraíso.
También ociosos, los viñedos, lentos
gotean su miel que nadie toca y envejece.
Por hacer algo
la bebe Adán, y en el bochorno
de la tarde que la lluvia envuelve
se echa a dormir.
Y sueña.

Un sueño largo, espeso
cual la llovizna de ese atardecer
le impide
ver cómo llega esa mujer primera.

Eva viene
quién sabe de qué sitio,
se tumba junto a él precisamente;
va a hacerse la costumbre
de nunca más estar tan sola.

Descansa
a un costado de Adán,
de ése que duele
porque sobre él pasó el sopor del vino
ajeno a ese prodigio que es el agua.

Ella no es magia ni milagro:
es, simplemente,
una mujer que disfrutó la lluvia
viéndola descender, mojando en ella
sus manos y su pelo, en el que puso flores
húmedas y llega ahora
atravesando el arcoíris.

Adán despierta,
la ve preciosa, cree que sueña,
que ha salido de él,
pregunta
a Dios, su cómplice, y ambos
la intuyen poderosa

más que ellos dos. Temen
y ajustan la mentira.

A Eva no le importa. Y pasa
el tiempo, tanto
que Dios y Adán y todos
cuantos llegaron después creyeron
la falsa historia.

Rueda la historia
contada por Adán a su manera, dice
que desnuda la extrajo
de su costado, cuando
en verdad llegó vestida
de cielo, tarde y cantos de mil pájaros.
Vuelve a pasar el tiempo,
tanto…

Adán respira hondo, hincha
su pecho, extiende
sus dos brazos
con la seguridad de quien sostiene
al mundo por sí solo, llama a Eva
para que escriba con menudos trazos
una versión novísima de aquel suceso.
Ella, entonces, piensa:
“Es hora ya
de que este hombrecito cuente
sus costillas, sepa
que están intactas”.

Georgina Herrera

Georgina Herrera

(Jovellanos, Matanzas, Cuba, 1936) Poetisa cubana que cultiva la poesía afrocubana y el tema de lo femenino. Su primer libro, GH, se publicó con el sello editorial El Puente en 1962. Además ha publicado: Gentes y cosas (La Habana, UNEAC, 1974), Granos de sol y luna (La Habana, UNEAC, 1978), Gatos y liebres (La Habana, Ed. Unión, 1978), Grande es el tiempo (La Habana, UNEAC, 1989), Gustadas sensaciones (La Habana, Ed. Unión, 1996), Gritos (Miami, Colección Papeles del Minotauro, 2004).
Ver todos los artículos de Georgina Herrera →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.