Cubana denuncia el arresto arbitrario en Cuba de su hermano, el opositor Víctor Javier

“Cuatro de la seguridad del estado ejercieron contra mi hermano un acto de agresividad enorme en frente de mi niño”.

| Multimedia | 17/11/2021

Después del 11 de julio, las denuncias a través de las redes sociales de familiares de personas bajo arresto arbitrario en Cuba son cada vez más frecuentes. No solo las madres son las primeras en defender la libertad de sus hijos e hijas, sino también otros tipos de parientes como tías, hermanas, abuelos y padres.   

Ahí están las denuncias por arresto arbitrario en Cuba en el perfil de Facebook de Bertica Baruh, tía de Annia Romero Fonseca y madre de Yanay S. Baruh, ambas condenadas a un año de prisión tras participar en el estallido social del 11 de julio en La Habana. 

También destacan los llamados de atención desde Miami de Kirenia Wilhelm Benitez, hermana de la presa política Lázara Karenia Gonzalez, una joven de 28 años, detenida violentamente el #11J en la ciudad de Cárdenas en Matanzas. 

La detención del opositor Víctor Javier

Y otro ejemplo que podemos incluir ocurrió este noviembre, cuando salió a la luz pública la denuncia de Yudelkis Arias, tras la detención de su hermano, el opositor Víctor Javier. 

En un video en directo desde sus redes sociales, Yudelkis afirma que la Seguridad del Estado arrestó a Víctor Javier cuando iba de camino al hospital a acompañar a su madre. En el momento de los hechos, Víctor Javier también iba con su sobrino, un menor de edad de 14 años. Luego de la agresión de la Seguridad del Estado, el adolescente fue hospitalizado debido a una subida en su ritmo de presión arterial. 

Pese a los riesgos a los que se enfrenta Yudelkis al condenar la detención de su hermano (como la expulsión de su centro laboral, la aplicación del Decreto Ley 370 o el Decreto 35, entre otros), en la directa narró con firmeza lo sucedido y exigió la libertad de su único hermano: 

“Mi mamá hoy tenía un turno médico importante, está operada de cataratas y tiene la retina del ojo desprendida. Tenía su turno hoy y yo no podía ir porque tenía que trabajar, tenía que abrir el quiosco. Cuando mi hermano iba hacia el hospital -con ella- cuatro personas de la Seguridad del Estado lo pararon en la escalera. Fue un acto de agresividad enorme, enfrente de mi niño, enfrente de mi mamá.
“Yo sé que este video quizás me va a costar el trabajo, yo lo sé. Pero ya no puedo seguir callada aguantando. Están afectando la vida de mi familia, de mi sangre y eso no se cambia por nada en el mundo.  Porque mi hermano piense diferente nosotros no tenemos porqué ser ultrajados, porqué ser golpeados, porqué ser ofendidos. ¿Por qué?  Aquí hay menores de edad.”

Debido a la presión en las redes y la denuncia de su hermana, Víctor Ruiz fue liberado sin cargos.