Wendy Guerra: “¿Por qué no hay un movimiento feminista en Cuba?”

Mujer vestida de blanco trata de mirar por una rejilla de una furgoneta de la policía cubana.
Foto: Daniela Díaz. Cortesía de: País de Píxeles.

La novelista Wendy Guerra se hace esta importante pregunta en el artículo “La liberación de la mujer en Cuba”, publicado en El País.

Empieza recordando cuántos trabajos pasó su madre para criarla: “Mi madre decía que la liberación de la mujer no era una consigna, sino tener una lavadora eléctrica, una lata de conservas para darle una puñalada y sacar urgente de ella un plato de comida caliente tras sus largas jornadas en la emisora donde trabajaba. […] Las presiones ideológicas, las medidas de seguridad, las multitudes la ponían muy nerviosa. ¿Al llegar a casa qué le esperaba? Una niña, nada o muy poco para cocinar y un montón de ropa por lavar, loza por fregar a mano sin apenas detergente”.

Wendy, una de las más exitosas escritoras de Cuba, invita a los lectores a revisar junto con ella el cuadro del “poder revolucionario”, y detecta el machismo generalizado en una sociedad autoritaria: “Si cierras los ojos, si tratas de recordar la jefatura política cubana ubicada en la Plaza de la Revolución, observarás, en su mayoría, hombres vestidos de verde olivo debajo del monumento a José Martí pasando revista a un desfile militar, mayoritariamente compuesto por viriles soldados”.

No obstante, sus preguntas, que se desprenden de una rápida revisión del tema de la equidad en la sociedad cubana, son su más profundo calado de la situación que va del pasado al presente: “¿Por qué en el mundo socialista nunca hubo presidentas? ¿Podría el mundo pronunciar el nombre de alguna ministra cubana? ¿Reconocerían una heroína tan fácilmente como a los famosos lideres revolucionarios? ¿Por qué no hay un movimiento feminista en Cuba? ¿Es acaso el feminismo contrario a los preceptos revolucionarios, marxistas, socialistas?”

Y, como la mejor muestra política del problema, alude sin mencionarlas a las Damas de Blanco y describe el clima de intolerancia y represalias que rodea a estas mujeres opositoras durante sus pacíficas marchas: “Hoy es frecuente ver enfrentamientos entre mujeres y policías, no podemos hacernos los ciegos, esto ocurre aquí en plena calle y a la luz del día. Ellas quieren marchar; ellos impiden la marcha por ciertas zonas de la ciudad”.

El “marxismo leninismo”, Wendy lo rebautiza como “machismo leninismo”, y en busca de respuestas a la duda de si estará desatándose en estos tiempos una “nueva liberación de la mujer”, cierra su escrito con una última pregunta indicadora de ese miedo y ese estrecho margen a la libertad de expresión en que puede pronunciarse una mujer cubana, incluso como ella, con un amplio reconocimiento internacional: “¿Me ocurrirá algo por escribir y enviar este texto a El País?”

Alas Tensas

Alas Tensas

Revista feminista independiente fundada en Cuba el 16 de octubre de 2016. Desde el editorial inaugural, autodefinida como "un espacio para la expresión de las mujeres, para cubrir las problemáticas de género y las búsquedas de equidad".
Ver todos los artículos de Alas Tensas →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.