Fotorreportaje | Faena

En Cuba convergen la tristeza y la resignación, y cuando la captamos a través de la imagen fotográfica nos deja como reflejo la mujer de estos tiempos, con una amarga y efímera sonrisa.

| Multimedia | 03/05/2022
A través de una reja, se ve a una muejr sentada en una casa pobre.
Las mujeres ancianas en Cuba sufren especialmente la desprotección y vulnerabilidad a causa de la pobreza. / Imágenes: Elizabeth Valdés.

Estas son fotos de mujeres cubanas reales, en su hábitat, ignoradas, con casas en mal estado, que muestran el nivel de pobreza que contrasta radicalmente con la imagen que se vende de una Isla turística y hermosa.

Mi intención en este reportaje es captar la faena cotidiana de la mujer cubana de hoy, sus gestos, miradas, en un lenguaje que transmita la esencia de la mujer rural, su entorno, sus necesidades, económicas, políticas y sociales. Este es un cuadro donde los sueños no llegan más allá de conseguir el pan de cada día: el círculo de movimiento de los roles domésticos, el reinventarse y sobrevivir en una sociedad maltrecha con los valores descoloridos.

Las mujeres ancianas en Cuba, por ejemplo, son las más desprotegidas, cuentan con una pensión que no cubre sus necesidades básicas y no son pocas las que tienen que optar por trabajos de mensajería o vender alimentos ligeros o productos en las calles como algunas alternativas para incrementar medianamente sus fondos, para poder comer.

Este desamparo en el que vive la población cubana y que afecta especialmente a las mujeres, se ha profundizado durante décadas. En Cuba convergen la tristeza y la resignación, y cuando la captamos a través de la imagen fotográfica nos deja como reflejo la mujer de estos tiempos, con una amarga y efímera sonrisa.

Mujer, de espaldas, camina con dificultad apoyandose de un baston.
Mujeres ancianas en Cuba tienen que continuar trabajando y salir todos los días a la calle “a resolver”, a “luchar” su sustento para poder sobrevivir.