Jornada de represión en el día del juicio de Luis y Maykel

Daniel Triana dijo en una directa antes de salir de su casa a protestar: " Yo voy a salir en solidaridad con Luis y Maykel. Ellos han pagado muy caro el precio de la valentía, de la desobediencia".

| Multimedia | 30/05/2022

Periodistas, artistas y activistas sufren jornada de represión a propósito de los juicios de Luis Manuel Otero Alcántara y Maykel Castillo, a realizarse, los días 30 y 31 de mayo.

Desde las primeras horas de la mañana, la artista del spoken word y miembro del Movimiento San Isidro, Afrika Reina denunció que estaba sufriendo cortes en la comunicación telefónica y además que “el capitán Darío, junto con la patrulla 138, que incluía a dos policías y dos marianas, fueron a las 6:21 am a su casa a decirle que no podía acercarse al juicio porque ella no era testigo”.

Recuérdese que Afrika es madre de un niño menor de edad, y que ella, por su trabajo, ha sufrido en otras ocasiones arrestos arbitrarios, vigilancia policial y violencia política.

Por otro lado, la periodista independiente María Matienzo y la activista Kirenia Yalit, también denunciaron un día de asedio y de amenazas por parte de la seguridad del estado. Ambas tenían la intención de acercarse al Tribunal de Marianao donde se llevará a cabo el juicio.

Daniel, Triana, actxr del grupo de teatro El Público, fue otra de las personas violentadas este día. En una directa que hizo antes de salir de su casa dijo:

“Yo voy a salir (de mi casa) en protesta por esta vigilancia y en solidaridad con Luis y con Maykel. Ellos se merecen mi solidaridad, se merecen nuestra solidaridad por ser seres humanos, por ser cubanos y por ser artistas sobre todo. (…) Ellos han pagado muy caro el precio de la valentía, de la desobediencia”.

A las pocas, Daniel escribió en sus redes sociales: “Ya me soltaron. Me tenían en la 11na. (San Miguel del Padrón). Los duros de verdad están presos”.

Mañana culmina el juicio de Luis y Maykel, del que se conoce muy poco porque toda la zona de Marianao está militarizada, y el juicio se realiza a puertas cerradas.