Una enfermera cubana en Ucrania llama a desertar a los mercenarios de su país 

"Si los rusos ganan esta batalla no solo va a perder Ucrania, sino también Europa y el mundo entero", dice la cubana.

| Mundo | 15/09/2023
La enfermera cubana Sasha Borrego. Foto: América Tevé
La enfermera cubana Sasha Borrego.

La cubana Sasha Borrego, quien se encuentra en la ciudad de Odesa, Ucrania, realizando labores como periodista y enfermera, envió un duro mensaje a los mercenarios cubanos alistados en el ejército ruso, a quienes calificó como “una vergüenza” para su país.

En conversación con el periodista Jorge Cao, de América Tevé, la cubana dijo no creer en la versión oficial del régimen sobre una presunta red de trata de personas como explicación a la llegada de mercenarios cubanos al ejército de Moscú, a la vez que culpó a las autoridades de la Isla por ello.

“El Gobierno ucraniano cobardemente no se ha pronunciado, pero nosotros no aceptamos las declaraciones manidas de la dictadura diciendo que ellos no sabían nada. Sabemos bien claro que ellos sí mandan cubanos y siguen mandando», afirmó.

La cubana también dijo conocer que hay un grupo de 100 oficiales cubanos, llamados en la Isla “Avispas Negras”, que se encuentran actualmente estudiando idioma ucraniano en una localidad rusa cercana a la frontera.

“Los americanos los quieren como si fueran Che Guevara”

Sasha Borrego dijo a los cubanos que se unieron a la guerra como mercenarios al servicio del ejército ruso que “los americanos los quieren como si fueran Che Guevara, van a ser sus trofeos. No arriesguen su vida”.

También los instó a desertar y sabotear las armas, pues alegó que “van a hacer el bien por la humanidad, porque si los rusos ganan esta batalla no solo va a perder Ucrania, sino también Europa y el mundo entero”.

“Ustedes no vienen a matar aquí a criminales, vienen a matar a niños inocentes. No sean estúpidos y no avergüencen más a Cuba de lo que está avergonzada”, finalizó la cubana.

En los últimos días se ha desatado la polémica en Cuba luego de que la prensa independiente comenzara a divulgar numerosos casos de cubanos que se encuentran combatiendo como mercenarios bajo las órdenes del Ejército ruso.

La respuesta de las autoridades cubanas fue que no tenían nada que ver con eso, de lo que culparon a una presunta red de trata de personas, y detuvieron a 17 individuos acusados de formar parte de la organización. No obstante, el Gobierno no ha mostrado pruebas concretas de la existencia de dicha red.