4 años de trabajo correccional con internamiento para otra joven del 11J

Reyna Yacnara Barreto Batista fue condenada por los supuestos delitos de desorden público y atentado.

Postal de la Campaña “Mujeres cubanas que participan en la política”. Diseño: Alas Tensas

El pasado 25 de octubre de 2021 la joven Reyna Yacnara Barreto Batista fue condenada a 4 años de trabajo correccional con internamiento por los supuestos delitos de desorden público y atentado.

Reyna salió a protestar el 11 de julio de forma pacífica como miles de ciudadanos en Camagüey y por ello fue arrestada, días después, en el mismo momento en el que esperaba en el hospital para ponerse la segunda dosis de la vacuna cubana contra el covid.

El hermano de Yacnara en un video publicado en su perfil, afirmó que ese 19 de julio, día del arresto, la madre de ambos recuerda haber visto alrededor de 15 policías solo para detener a una persona.

Según información de La Hora de Cuba, en la sentencia que se le ha entregado a Yacnara se lee, que el oficial Emmanuel Vega, el día de la manifestación y “temiendo por su integridad corporal, dada la gran cantidad de personas en avanzado estado de furor, propinó una patada a Reina”.

Dicho golpe se puede ver en un video que se hizo viral en las redes sociales. Sin embargo, en vez de facilitar la inocencia de Yacnara, ha sido usado por el propio gobierno como evidencia contra ella.

Vídeo tomado del perfil de Facebook del hermano de Yacnara Barrero. Edición: Alas Tensas

En reciente conversación con el ya citado medio independiente La Hora de Cuba, Barreto Batista describe qué ocurrió el 11 de julio y cómo fueron los días vividos en la cárcel.

Yacnara ha narrado que estando en la tercera unidad, luego de su arresto, se contagió del Covid, y que no fue al segundo día de sus quejas que una doctora llegó a hacerle el test. Ella tenía todos los síntomas, perdió el olfato, tuvo fiebre, decaimiento, no obstante solo recibió de los guardias desprecio e indiferencia.

“Al tercer día me sentía muy mal y hasta me acosté en el suelo y dije que si no me llevaban al hospital no iba a declarar”, ha dicho Yacnara para esta entrevista en vídeo.

Durante esos tres días y pese al estado de salud a Yacnara la sacaron en 7 ocasiones de la celda y en distintos horarios para realizarle interrogatorios, algunos de ellos en horas de la madrugada.

Se puede identificar como un momento profundamente amenazante cuando en uno de los “encuentros” le preguntaron que si habría otra manifestación ella se sumaría, porque si lo hacía, que ella supiera, que “ellos iban a dar golpe”

Luego de esta estancia en la unidad Yacnara estuvo tres días en el hospital Amalia, detenida en la sala I, hasta que fue llevada con prisión domiciliar y espera de juicio a su casa.

Sobre el caso de Yacnara resalta, más allá de la injusta condena que ahora deberá cumplir, la impunidad que gozan las fuerzas policiales en Cuba.

Directas en Facebook de violencia policial durante el estallido social del #11J pueden hallarse en suficientes cantidades, sin embargo, no ha salido a la luz ninguna información sobre el enjuiciamiento a oficiales de la PNR o a agentes de la Seguridad del Estado por abuso de poder, maltrato o asesinato.

Junto a Yacnara otro joven, Yusán Machado Téllez, de 23 años, fue sentenciado a 2 años de prisión. Según el hermano de Reyna, Machado se había subido en el techo de un autobús a gritar “Patria y Vida”.

Alas Tensas

Revista feminista independiente fundada en Cuba el 16 de octubre de 2016. Desde el editorial inaugural, autodefinida como “un espacio para la expresión de las mujeres, para cubrir las problemáticas de género y las búsquedas de equidad”.

Ver todos los artículos de Alas Tensas →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.